viernes, 20 de agosto de 2010

Tatica Dios y la Consti

Tatica Dios estaba sentado en su sillita de meser viendo un ocaso eterno allá por el Paraíso, cuando va y oye quesque Dios pa´arriba y Dios pa´bajo, que si Dios aquí y si Dios allá.
Hey kerubín, vení acá, llamó Tatica Dios.
El Kerubín, que era un sácalas y un vivazo, se arrimó con cara de yo no fui, pues creyó que a Tatica Dios le había llegado el rumor de que andaba detrás de la Virgen del Socorro.
Estate tranquilo, que no es lo de la Virgen por lo que te llamo, le dijo Tatica al Kerubín, que al momento puso cara de alivio.
Mirá, quiero que vayás a la tierra y averigües que es esa cosa que se tienen allí abajo.
Ahhhh, ¿no sabe?
Todo lo sé, lo pasado, lo presente y lo futuro, pero me hago el tonto, dijo Tatica Dios con cara de pocos amigos.
Bueno, pues le cuento, dijo el Kerubín con tono ladino, que allá en un país chiquitico que se llama Costa Rica
¿Puerto Rico?
No Señor, Costa Rica
Sí, ya sabía.... bueno ¿qué?
Diay ¿no es que ya sabía?
Bueno, bueno, sin impertinencias.
Bueno que allá todos los políticos están hablando de usted
¿De mí?, dijo Tatica Dios levantando una ceja.
Pues sí
¿Y eso?
Pues que hay un grupo de diputados que quieren sacarlo a usted de la Constitución Política.
¡Ja ja ja ja ja!, se carcajeó Tatica Dios.
Que varas de mae, murmuró el Kerubín
¡Bueno ya!, gruño Tatica Dios, ya sabés que sé todo lo que es, lo que fue y lo que será, soy el que Soy, el principio y el fin y toda aquella hablada, bla bla, pero lo que me interesa es saber cómo se le ocurre a un grupo de diputadillos que van a sacarme a mí, a Dios, de algún lado, eso lo tengo que ver.
El kerubín entrecerró los ojos como diciendo, qué varas de mae, ¿no es que todo lo sabe?
Es porque me gusta hacerme el tonto, dijo Tatica Dios leyéndole la mente, ¿No ves que si no hay sorpresa la eternidad se vuelve un bostezo?
Ah, usted sí es brillante mi Señor
Bueno, bueno, sin sobanterías. Ya mismo bajo de aquí y voy a ver qué es esa vara de que me quieren sacar de un librillo de leyes.

Entonces el cielo se abrió, y Tatica Dios en persona empezó a bajar del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada